El otro día tuve la chance de hacer un trabajo en un apartamento superchulo en el centro de Barcelona. El lugar está pensado para alquileres temporales y pertenece a Oasis Private Collection – una empresa que se dedica a poner a punto apartamentos lujosos en las grandes ciudades de Europa y América. Lo que querían era que las fotos mostraran lo cómodo y bien equipado que está el lugar para pasar desde un par de días hasta varias semanas.

Conté con la ayuda de Studio Margot, una diseñadora con la que suelo trabajar. Entre los dos logramos sacar unas fotos que, además de quedar espectaculares, van a servir para que los que piensen en alquilar se decidan más fácil. Las fotos tienen que mostrar que el sitio no solo es bonito, sino también práctico y acogedor.

Desde rincones agradables en el salón con su sofá gris y mesa baja hasta cocinas de última con todo integrado, pasando por comedor con sillas que son una pasada. El objetivo no era solo sacar fotos bonitas, sino enseñar que el diseño de cada espacio está pensado al detalle.

Las habitaciones las preparé para que se viera que son un sitio tranquilo y ordenado, con camas dobles que invitan a tirarte y descansar, y lámparas redondas que dan un toque moderno. Cada espacio, desde la sala hasta los detalles más pequeños, lo fotografié pensando en resaltar lo mejor del apartamento.

Este proyecto fue más que una simple sesión de fotos; fue una oportunidad para juntar arte y funcionalidad, asegurando que cada imagen no solo sea atractiva, sino que realmente haga sentir a la gente como en casa, aunque estén lejos de la suya.

En otras páginas de mi blog, puedes ver otros reportajes, así como leer artículos útiles con consejos sobre cómo preparar un piso, un coworking o una tienda para una sesión de fotos o qué considerar al elegir un fotógrafo.